Iniciar Sesión



Visitantes

Tenemos 2 invitados conectado(s)

Recientes

Chat Católico

Exhortación Pastoral

Exhortación del CEM 2010
Exhortación Conferencia Episcola Mexicana
Ver documento

Programa Anual 2012

Descargar Programa
Programa anual

Mensaje de Nuestra Madre en Medugorie

SANTA MARIA DE GUADALUPE RUEGA POR NOSOTROS QUE RECURRIMOS A TI;

 

Origen de las Posadas, Piñatas, Rosario, Aguinaldos PDF Imprimir E-mail
Escrito por Administrator   
Lunes, 02 de Marzo de 2009 17:41

San Agustín Acolman es una aldea entre la Ciudad de México y las pirámides de Teotihuacan.

Ahí establecieron los padres misioneros agustinos precisamente una de sus misiones en el siglo XVI.

Fray Diego de Soria, superior del convento, pide y obtiene del Papa Sixto un permiso para celebrar en la Nueva España unas misas llamadas de aguinaldo, del 16 al 24 de diciembre. La idea de los monjes, era suplir los solemnes festejos anuales al dios Huitzilopochtli que iniciaban el 6 de diciembre y terminaban el 26 del mismo mes. La fiesta se preparaba con un ayuno de 4 días y se vestían los alrededores de los templos con banderas. Se reunían para celebrar el 24 por la noche el nacimiento de su dios que también coincidía con el solsticio de invierno.

Los agustinos inspirados en los novenarios de la piedad peninsular y en Lc.2, 7: "Porque no había sitio para ellos en la posada", imaginaron a José y María caminando desde Nazaret a Belén pidiendo posada en las diversas casas durante ocho días anteriores a la celebración solemne del 24, fecha que los cristianos europeos habían elegido desde el año 350, para celebrar en lugar del sol, el Nacimiento de Jesucristo.

Tuvieron gran éxito eclesial estas estructuraciones festivas populares y de los atrios de los templos pasaron a la vida vecinal de los diversos barros hasta hacerse parte de la cultura nacional. Se reza el rosario, se cargan los peregrinos, se cantan las letanías en procesión por las casas mientras las gentes portan velitas de colores, prenden luces de bengala y contestan las invocaciones marianas. Cuando la procesión llega a la casa, previamente elegida, se pide cantando la posada con versos sencillos, pero alusivos a la reticencia de los anfitriones para concederla. Al final se abren alegremente las puertas con la algarabía de voces y silbatos y el paso de José y María que presiden el cortejo.


EL ORIGEN DEL ROSARIO

Contar es desconfiar de la memoria, es pensar la vida con ciertas exactitudes y a lo mejor con ciertas cábalas numéricas que explican éxitos esperados u obtenidos. La contabilidad de las plegarias, con todas sus implicaciones, se registra en sociologías populares de todas las religiones. Desde la conciencia más antigua se anotan estos registros en los viejos pueblos. Cuentan los budistas de 20 en 20 sus plegarias; cuentan los mahometanos con el numero perfecto de 99 los atributos que van pronunciando en alabanza a su divinidad y los occidentales también aprendimos a contar nuestros rezos desde las cruzadas medievales y nuestro contacto fuerte e histórico con el Islam.
Aunque nuestro rosario hunde sus orígenes en fechas anteriores que sin saberlo, lo fueron configurando a través del tiempo. Las doncellas cristianas de los primeros siglos al ser sorprendidas y llevadas al Coliseo para castigar públicamente su fe, vestían elegantemente para el encuentro definitivo con Jesús a quien amaban y adornaban sus cabezas con corona de rosas, mismas que después de la muerte recogían los cristianos recitando piadosamente oraciones según el número de flores de dicha corona.

También se dice que los eremitas y cenobitas de la Tebaida contaban sus oraciones con piedrecillas y granitos unidos a la manera de una corona. Parece también que algunos sencillos monjes benedictinos en lugar de los salmos, rezaban 150 Padres Nuestros durante el día, y para no perder la cuenta, se valían de semillas ensartadas en un cordel.

En el siglo XIII, los frailes dominicos recibieron y reorganizaron la devoción popular de rezar Aves Marías y Padres Nuestros después que la misma Virgen encomendó al fundador de los predicadores su propagación. Para el siglo XVI, Alain de la Roche, dominico también, creó las hermandades del Santo Rosario, extendiendo su recitación sobre todo en los países de origen latino.

Pero la aceptación y universalización definitiva llegó cuando el Papa Pío V puso bajo la protección de la Virgen la suerte de la catolicidad en la famosa batalla de Lepanto del 7 de octubre de 1571. Añadamos también que en las apariciones de la Virgen María en Lourdes y Fátima, según los videntes, ella llevaba un rosario atado a su cintura.
Hasta el año 2002, su versión católica constaba de 150 Aves Marías divididas en tres coronas de 50 y separadas por un Padre Nuestro de 10 en 10, formando los cinco misterios por cada una de las coronas. El nombre de misterios lo recibieron de la meditación de una escena de la vida infantil, dolorosa o gloriosa de Nuestro Señor que en realidad estaba siempre en el centro de la oración y de la imaginación del orante, pues, siempre se pensó que la devoción fue eminentemente Cristocéntrica.
El Papa Juan Pablo II con su Carta Apostólica Rosarium Vírginis Mariae aparte de impulsar la devoción, haciéndonos considerar su riqueza histórica y teológica, introdujo otros cinco misterios de la vida pública de Jesús a los que llamó luminosos.


LETANÍA LAURETANAS
Señor, ten piedad de nosotros.
Cristo, ten piedad de nosotros.
Señor, ten piedad de nosotros
Cristo, óyenos,
Cristo, escúchanos.
Padre celestial, que eres Dios.
Hijo Redentor del mundo que eres Dios.
Espíritu Santo que eres Dios.
Santísima Trinidad, que eres un solo Dios.
Santa María
Santa Madre de Dios
Santa Virgen de las vírgenes
Madre de Jesucristo
Madre de la divina Gracia
Madre Purísima
Madre Castísima
Madre Intacta
Madre sin mancha
Madre amable
Madre admirable
Madre del buen consejo
Madre del Creador
Madre del Salvador
Madre de la Iglesia
Virgen prudentísima
Virgen venerable
Virgen digna de alabanza
Virgen poderosa
Virgen misericordiosa
Virgen fiel
Espejo de justicia
Trono Sabiduría
Causa de nuestra alegría
Vaso espiritual
Vaso honorable
Vaso insigne de devoción
Rosa Mística
Torre de David
Torre de Marfil
Casa de oro
Puerta del cielo
Estrella de la mañana
Salud de los enfermos
Refugio de los pecadores
Consoladora de los afligidos
Auxilio de los cristianos
Reina de los ángeles
Reina de los patriarcas
Reina de los profetas
Reina de los apóstoles
Reina de los mártires
Reina de los confesores
Reina de las vírgenes
Reina de todos los santos
Reina concebida sin pecado original
Reina subida al cielo en cuerpo y alma
Reina del Santísimo Rosario
Reina de la familia
Reina de la paz
Reina de las misiones

Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo,
Óyenos, Señor
Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo
Perdónanos, Señor
Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo
Ten piedad y misericordia de nosotros.


CANTOS PARA LOS MISTERIOS DEL ROSARIO
OH PEREGRINA AGRACIADA

Oh peregrina agraciada,
Oh bellísima María.
Yo te ofrezco el alma mía,
para que tengáis posada.


HUMILDES PEREGRINOS

Humildes peregrinos,
Jesús, María y José.
Mi alma os doy,
Con ella mi corazón también.

CANTOS PARA PEDIR POSADA
AFUERA
1 - En nombre del cielo
os pido posada
pues no puede andar
mi esposa amada.

2 - No seas inhumano,
tennos caridad
que el Dios de los cielos
te lo premiará.

3 - Venimos rendidos
desde Nazaret,
yo soy carpintero
de nombre José.

4 - Posada te pide,
amado casero,
por sólo una noche
la Reina del Cielo.

5 - Mi esposa es María,
Es Reina del Cielo,
Y madre va a ser
Del Divino Verbo.

6 - Dios pague, señores,
vuestra caridad,
y os colme el Cielo
de felicidad.

ADENTRO

1 - Aquí no es mesón,
sigan adelante,
yo no debo abrir,
No sea algún tunante.

2 - Ya se pueden ir
y no molestar,
porque si me enfado
Os voy a apalear.

3 - No me importa el nombre,
déjenme dormir,
Que no hemos de abrir.

4 - Pues si es una Reina
quien lo solicita,
¿cómo es que de noche
anda tan solita?

5 - ¿Eres tú José?
¿Tu esposa es María?
Entren peregrinos,
no los conocía.

6 - ¡Dichosa la casa
que alberga este día
a la Virgen pura,
La hermosa María!

EL ORGIEN DE LAS PIÑATAS
Dicen los historiadores europeos, que Marco Polo llevó las piñatas a Italia en el siglo XIII desde China, su lugar de origen. Dicen también que los chinos, desde tiempos inmemorables, confeccionaban con papeles de colores las figuras de vacas y bueyes a los que les colgaban algunos implementos agrícolas. Llenaban las figuras con cinco clases de semillas que caían por el suelo cuando los mandarines las golpeaban también con varas multicolores. Al final se quemaban y la gente portaba a casa la ceniza para después derramarla por los campos esperando una buena cosecha. Esto sucedía en las fiestas del año nuevo que coincidía con la entrada de la primavera.

Los europeos bautizaron las piñatas al celebrarlas ya no con motivos agrícolas, sino religiosos. El primer domingo de Cuaresma adornaban una olla de barro con papel de colores y la llenaban de dulces. Para romperla tapaban los ojos de los circunstantes, para hacer más novedosa la sorpresa de los contenidos.

La costumbre pasó a España muy pronto y se organizaba también el primer domingo de Cuaresma con un baile, mientras en el salón colgaba la piñata adornada con listones y oropeles para quebrarla al final y derramar los dulces y demás regalos entre los concurrentes.
Los misioneros trataron también de darle un sentido religioso a la costumbre cuando la introdujeron a la Nueva España. La explicaban diciendo: los colores y los, oropeles de la piñata representan las vanidades del mundo; la venda que cubre los ojos de quienes intentan romperla significa la fe, el palo es la fuerza de la virtud que vence los engaños mundanos y cuando se rompe y caen los contenidos de la olla representan los dones de la gracia.

Con el tiempo, las posadas de los agustinos se unieron con las piñatas de los franciscanos y al final de la estancia en la casa de los anfitriones, como término feliz y después de haber gustado un sabroso ponche, la ceremonia de las piñatas, y los gritos y los cantos de la fiesta entretenían a todos los circunstantes confiriendo a las posadas la alegría propia de la espera.

Las posadas persistieron siempre, no así las piñatas, pues éstas fueron prohibidas por la Iglesia con la anuencia de las autoridades virreinales por celebrarse con canciones picarescas que escandalizaban a los niños. Corregidas en partes las costumbres después de 1788, regresaron en 1908 a ser parte otra vez de la fiesta.

Muchos cantos que aún tenemos vienen de lejanos siglos: "no quiero níquel ni quiero plata," tiene como motivo histórico que, en 1557, después de jurar Fernando II como Rey de España y habiéndose organizado fiestas dentro de las cuales se arrojaban monedas de níquel al pueblo, en lugar de las de plata, el canto reflejaba el disgusto. De aquellos frailes viene también el dale, dale, dale, no pierdas el tino y muchas estrofas como: "esta piñata es de muchas mañas sólo contiene naranjas y caña".

CANTOS PARA QUEBRAR LAS PIÑATAS

1.- Dale, dale, dale, no pierdas el tino, porque si lo pierdes, pierdes el camino.

2.- Dale, dale, dale, dale sin temor, rompiendo la piñata, repartirás amor.

3.- Dale, dale, dale, no tengas compasión, es olla de barro, con frutas y colación.

4.- Rompamos la piñata, colgada de la reata, que vengan ya los cuates, a comer cacahuates.

5.- Pégale a la olla, rómpela de un palo, tú puedes hacerlo, siéntete muy gallo.

6.- Dale, dale, dale, y empieza a brincar, porque la piñata, no se deja pegar.

7.- Dale, dale, dale, con todo el corazón, agárrate del palo y reparte colación.

8.- No quiero oro, ni quiero plata, yo lo que quiero es quebrar la piñata.

9.- De los cerritos y los cerrotes, brincan y saltan los tejocotes.

10.- Esta piñata es de muchas mañas, sólo contiene naranjas y cañas.

11.- La piñata tiene cola, tiene cola, pero mucha colación.


CANTOS PARA LA COLACIÓN.

1.- Echen confites y canelones pa' los muchachos que son muy tragones.

2.- Ándale amigo, sal del rincón con la canasta de la colación.

3.- La mulita tiene un diente, y el casero tiene dos, si no me das aguinaldo, aguinaldo, ya lo pagaras con Dios.


PARA PEDIR PONCHE

Yo quiero ponche, ponche caliente, pa' los viejitos que no tienen dientes.


EL ORIGEN DE LOS AGUINALDOS


Dar regalos traduce nuestra buena disposición y amistad hacia los demás. Los regalos traducen el corazón y abrevian las palabras. Los regalos suponen un clima de alegría y generosidad de quien los ofrece y siempre tienen una motivación concreta unida a hechos y fechas fundamentales.
La palabra aguinaldo es de oscura procedencia, parece que proviene de auguil-anneuf, expresión nórdica que significa el muérdago del año aludiendo a la costumbre antigua de esas regiones de recoger hojas de esa planta y recorrer las casas de los vecinos expresando los parabienes del nuevo año. Las familias visitadas correspondían con pequeños regalos en alimentos y monedas.

Los regalos en relación con la Navidad aparecen con la extensión de los nacimientos que vinieron a acentuar las celebraciones, de tal suerte que el aguinaldo ya era muy común en el siglo XIV entre las familias aristocráticas francesas, de donde se extendió para toda Europa coincidiendo con los regalos de los nórdicos por estas mismas fechas.

Para nosotros la costumbre de dar regalos en Navidad estará siempre unida a la alegría de saber que el Niño Jesús es regalo del amor del Padre y que la vivencia de esta fiesta de amor se expresa participando de lo nuestro a los demás y sobre todo socorriendo generosamente a los más necesitados.

 

Página de la Legión de María

Página de la Regia "Nuestra Señora del Rosario" de la ciudad de Puebla, Mex. Los comentarios expresados aquí son responsabilidad de sus respectivos autores y no representan el punto de vista de la Organización, ni de los lineamientos expresados en el Manual (c) 2004 - 2010  Contáctanos en:

Santoral

Visitas: Ver estadísticas
Aviso de Privacidad: La Regia Nuestra Señora del Rosario., con domicilio en Casa de la Cristiandad Av. 33 oriente 1625, El Mirador Puebla, Pue., Utilizará sus datos personales aquí recabados para estar en comunicación con usted a través de medios electrónicos. Para mayor información acerca del tratamiento y de los derechos que puede hacer valer, usted puede acceder al aviso de privacidad completo a través del siguiente Enlace:  http://legiondemaria.com.mx/index.php/articulos-generales/398-aviso-de-privacidad-completo
 

Opinión

¿Qué harías para defender tu fe?
 

Comunidad

Síguenos en

Sigue a la Legion en FaceBook


http://ggarciap.blogspot.com

Misal

Semanario Angelus

Publicación informativa y de orientación católica de la Arquidiócesis de Puebla

Ver otros números

DESCARGAR Descargar Formatos Legionarios
Para control de tesoreria, informe a Regia, etc.

Boletín

Da clic en el enlace para leer los boletines del Concilium Legionis:

boletin legion de maria